jueves, 30 de abril de 2009

Súplica

Si ahora corro, lejos… si busco refugio o certeza… si anhelo lo cierto, lo tangible aunque finito… si vuelvo a mis viejos caminos, a mis anhelos de antaño, a lo que sería normal ser en el mundo en el que soy… entonces tan sólo estaría buscándome a mi mismo, anhelando llenarme de cosas que si en ti no fueran no serían… si cediera por completo a mis internas tormentas, si me dejara vencer por la violenta nostalgia y por mi nefasto orgullo, entonces, traicionaría mis más profundos anhelos y estropearía tu respuesta a mi más constante súplica… que seas mi Dios y mi Todo… que seas mi Dios y mi Todo… mas ahora que respondes, ahora que permites que me sienta en el camino desprovisto de tanto, sin el piso de mis viejas seguridades, entonces me desespero, y pareciese que no supiese como afrontar el sentir de este repentino perder el control de mi destino… pero es que no es otra cosa que la respuesta a aquello que te pido… que seas mi Dios y mi Todo… y entonces pienso en rendirme y sin saberlo encuentro en ello la paz que parecía esfumarse por completo… y tu mirada me anestesia, me deja inmerso en este deambular tranquilo… que seas mi Dios y mi Todo… nada más te pido… nada más, sólo dame la fuerza para dejarme despojar de todo, para no correr aún cuando mi miedo se levante y me consuma; para no olvidar el idilio de esta alma que te suspira y anhela; para conservar la certeza de tu amor que me calcina, que me mueve, que me embarga; para no permitir que nada se interponga en que tu seas mi Dios y mi Todo.

3 comentarios:

  1. Enjoy your blog.So kind.Good luck!
    We hope that we will have the opportunity to make friends with you.
    We invite you to come to our blog. You are welcome any time.

    http://www.china-cutter.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Cuando el camino se nubla hay que recordar por qué tomamos ese camino... y las metas que teníamos al entrar en él, para que se vuelva a aclarar...
    besitos

    ResponderEliminar
  3. tener puesta la mira en quien es Mi Dios y Mi Todo, solo eso basta, èl se encarga de lo demàs, mas no desviemos nuestros ojos de èl. Un Abrazo

    ResponderEliminar